Un buen profesional de la cerrajería debe estar bien aprovisionado con el conjunto de las herramientas necesarias e imprescindibles para realizar correctamente su trabajo.

Herramientas más o menos sofisticadas, pero muy específicas para realizar el trabajo asignado para ellas. Por lo tanto, no se deben usar para otros menesteres estas, que están diseñadas y se aplican exclusivamente para el trabajo de la cerrajería, como abrir candados, abrir cerraduras, abrir cajas fuertes y de seguridad, abrir puertas de coches, persianas de negocios, etc.

Para tener un conocimiento más profundo de las herramientas que utilizan los profesionales CERRAJEROS trataremos a continuación de dar un detallado informe de las que se utilizan con mayor frecuencia y para qué sirven:

Las ganzúas

Estas primeras que ponemos en conocimiento son, muy probablemente, las más conocidas por las personas que, en mayor o en menor medida,son ajenos a este oficio, pero que han visto en cualquier película la capacidad de los ladrones en usarlas para abrir puertas con gran facilidad. Pues ciertamente, también son las más importantes para el cerrajero profesional, que dispondrá siempre en su maletín de herramientas un juego completo. Con su hábil manejo podrá abrir cualquier cerradura, de forma sencilla, limpia y rápida. La gran variedad de formas, durezas, tamaños depende de su finalidad y, por lo tanto, hay muchos tipos, como cabe imaginar. Las más comunes o utilizadas son:

  • Tensión Wrench, son las que permiten realizar la fuerza de giro a la cerradura para abrirla.
  • Snakes o de rastrillo, sirven para rastrillar, son útiles con cerraduras con los pernos colocados en longitudes cercanas.
  • Ganzúas gancho, usadas normalmente para las aperturas perno a perno, para cuando las longitudes de los pernos inferiores son muy diferentes entre sí.
    • Hook, son las pinzas utilizadas para manipular los pistones uno a uno.
    • Rakes, son las utilizados para manipular los pistones de cerradura en bloque, todos al mismo tiempo.
  • De Rombo o de Diamond, pueden usarse según su ángulo y forma para colocar los pernos de uno a uno o rastrillarlos.
  • Las redondas, son buenas para el rastrillado de placas, es decir, las cerraduras de escritorio.
  • Los tensores

Tan importantes para abrir cerraduras como las ganzúas, aunque lo incluimos dentro delapartado de ganzúas por ser un complemento de estas. Estas herramientas de tensión favorecen la apertura de cualquier cerradura, ya que hay que ejerceré la mínima presión necesaria para girar el cilindro al mismo tiempo que se manipulan los pernos. Existen seis grupos diferenciados de tensores; según peso, liviano, mediano o pesado y según el tamaño, angostas, medianas o grandes.

Llaves de percusión

Probablemente las herramientas más usadas y más eficientes de todo el arsenal del cerrajero. Estas llaves se usan junto a un martillo flexible para permitir abrir las cerraduras practicando el famoso método bumping, tan relacionado con los ladrones de viviendas que lo usan tan efectivamente como cualquier profesional de la cerrajería.

Es uno de los sistemas de apertura más eficaces, y fáciles de ejecutar que existen, y consiste en introducir una llave de percusión por la cerradura y golpearla con el martillo hasta conseguir separar los pistones de los contrapistones. Existen llaves de percusión muy económicas y al alcance de cualquiera en las tiendas especializadas y las hay tanto para cilindros de serreta como para cilindros de seguridad.

Extractor de cilindros

Lógicamente es una herramienta destinada a la extracción de los cilindros de las cerraduras. Más veces de las deseadas el profesional debe sacar el cilindro por completo para solucionar la avería. El cilindro es la pieza clave para la apertura de las cerraduras y, el extractor de cilindros, debe adaptarse a la mayoría de modelos de estos cilindros para permitir una extracción sin demasiadas complicaciones.Debe adaptarse por tanto a perfiles europeos, redondos y ovalados.

En caso de complicación con la cerradura, se tendrá que recurrir al uso de esta herramienta en conjunción con un rompedor o tronzador de cilindros. Existen equipos que integran ambas herramientas, cosa realmente aconsejable para resolver con gran eficacia casi cualquier problema en los que sea imposible una apertura limpia del sistema de la cerradura.

Volvedor o girador de cilindros

Es la herramienta que permite una vez realizado un desbloqueo del bombín con ganzúas o llaves bumping, con varios golpes recibidos, quitarlos de un solo movimiento. Es muy fácil de usar, muy útil para cualquier cerrajero.

Levantador de puertas

Este elemento resulta muy útil para aligerar el trabajo del cerrajero cuando la puerta ha sido forzada y se encuentra en una posición antinatural, ejerciendo una presión excesiva en contra del trabajo del profesional, es decir, sobre la cerradura. Con este objeto, la puerta y su peso se vuelven a equilibrar con un movimiento de presión a modo de palanca, facilitando la labor de desatorar o desmontar la cerradura. Puede elevar la puerta del suelo hasta 6 centímetros y cargar con puertas de hasta 50 kilogramos.

Cascanueces

Es el tronzador por excelencia. Es la herramienta más efectiva para romper las cerraduras difíciles de abrir. Debe ajustarse a la perfección a la cerradura y permitir la rotura del cilindro de un modo lo más limpio posible.  Con un cascanueces se parten bombines. Se pueden romper los que sobresalen para abrir puertas sin la llave y con que sobresalga sólo unos milímetros es suficiente para partirlo. Muy sencillo de utilizar, ajustando la boca correcta y con una llave allen para pinzar el bombín pudiendo ser partido fácilmente.

Hay otras herramientas, que no son exclusivas de este oficio, pero igualmente útiles y necesarias para un buen trabajo.Son imprescindibles en toda caja de herramientas de un profesional cerrajero el destornillador, una aceitera, un conjunto de brocas junto a un taladro, el martillo flexible que habíamos referenciado con anterioridad, etc.